Propiedades Nutritivas del Aloe Vera

Propiedades Nutritivas del Aloe Vera

Descripción

El aloe vera es un excelente antiséptico natural que limpia el organismo, tiene una importante actividad antibactericida que también destruye numerosos tipos de virus. Es fungicida, antiinflamatorio y a la vez es muy nutritivo por su contenido de vitaminas, minerales y azucares.

Se ha comprobado que el aloe vera es una excelente herramienta de prevención para enfermedades graves como el cáncer, la diabetes, leucemia y para todo tipo de enfermedades del riñón y del hígado.

Energético y nutritivo: El aloe vera contiene 19 aminoácidos esenciales, necesarios para la formación y estructuración de las proteínas, que son la base de las células y tejidos, y también las principales vitaminas y minerales, todos elementos indispensables para el metabolismo y actividad celular.

Tónico y reconstituyente: En función del gran caudal de nutrientes que aporta el jugo de esta planta, puede emplearse sólo como tónico y reconstituyente, siempre que se haya eliminado cuidadosamente la aloina. Son muchas las personas que beben jugo de aloe como prevención o como desintoxicante natural. Además, al tener 8

calorías por cada 28 gramos de zumo, también resulta adecuado para aquellas personas que siguen dietas de adelgazamiento.

Antiulceroso: Los polisacáridos presentes en el aloe (glucosa, manosa, galactosa, acemanano…) favorecen una rápida curación de las úlceras, asimismo inhiben el crecimiento del Helicobacter Pylori, agente responsable de las úlceras gástricas.

Inmunoestimulante: Es un potente regenerador del sistema inmunológico al estimular la concentración de interferones (células inmunocompetentes. Produce asimismo un aumento de los macrófagos y leucocitos y activa la acción de la fagocitosis.

Hipoglucemiante: Se ha demostrado que el aloe es un regulador de los niveles de azúcar en sangre.

Hipocolesterémico: Consumido regularmente, el jugo de aloe tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol LDL (el colesterol malo) y los triglicéridos. Tal efecto se debe a que el aloe vera esteroles vegetales emulsionan el colesterol y facilitan su eliminación del organismo. Según algunos estudios, una dosis diaria de jugo de aloe puede disminuir el nivel de colesterol en la sangre entre 12 y 14 puntos.

Antitumoral: Hay abundante literatura científica que testimonia la acción beneficiosa del aloe contra determinados tumores. En los sarcomas blandos el acemanano se ha demostrado efectivo tanto en la inhibición como en la regresión del tumor. También ha sido observado este efecto en determinado tipo de leucemias y

melanomas. El fortalecimiento del sistema inmune, al que contribuye el aloe, no sólo dificulta la progresión del tumor, sino que, gracias a su poderosa acción antioxidante es un fantástico preventivo.

Antienvejecimiento: Tanto el ácido ascórbico (vitamina C), como el tocoferol (vitamina E) y el betacaroteno (pro vitamina A) están presentes en el aloe, todos ellos son potentes antioxidantes, es decir, neutralizadores de radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro y una larga lista de dolencias asociadas. El aloe contiene asimismo otros antioxidantes naturales tales como el cinc, selenio, cobre (minerales), y la cisteína (aminoácido no esencial).

Antiarrugas: Al aloe se le atribuyen propiedades rejuvenecedoras, ya que tiene una gran capacidad de aumentar la producción de células fibroblásticas, que se encuentra en la dermis y son las responsables de la formación de colágeno, además de aportarle proteínas, que mantienen la piel tersa y flexible. Al acelerarse la producción de colágeno se atenúan las arrugas existentes y se reduce la aparición de otras nuevas. Recientes investigaciones han probado la eficacia del aloe vera como coadyuvante en los procesos regenerativos de los tejidos: anestesia e hidrata los tejidos, dilata los capilares y estimula la regeneración celular. Además es considerado un potente antioxidante pues permite que la piel mantenga siempre un nivel óptimo de hidratación y elasticidad.

Homeostático: Llamamos homeostasis a la preservación del estado de salud. El aloe es conocido por su cualidad adaptógena, es decir, tiende a procurar al organismo todo aquello que necesita para preservar el estado de salud, la homeostasis. Hoy en día han aparecido teorías que explican el mecanismo de acción del aloe como consecuencia de una actuación conjunta de todos los principios activos que lo constituyen, siendo los polisacáridos presentes en el aloe, quienes realizan la función de coordinar la acción del resto de los componentes.

Antiácido: El aloe funciona como un antiácido, neutraliza los efectos producidos por el reflujo normalizando el pH, favorece asimismo el equilibrio de las bacterias gastrointestinales y, gracias al efecto de la aloemodina

sobre la mucosa intestinal, regula su correcto funcionamiento y actúa como preventivo. Es importante prevenir y controlar la pirosis porque de lo contrario podría producir inflamaciones en el esófago (esofagitis), úlceras de esófago (úlcera péptica) o incluso tumores malignos. La ingesta regular de jugo de aloe puro previene y corrige

la acidez de estómago, una dolencia muy común y que si no se trata adecuadamente con el tiempo puede ser necesario atajarla mediante una intervención quirúrgica.

Las vitaminas cumplen una función antioxidante en nuestro organismo, son esenciales para él y no las puede fabricar por sí mismo. Por ese motivo las vitaminas son incorporadas a nuestro organismo por medio de la nutrición, bien sea en forma de alimentos o también en complementos alimenticios.

Suelen prevenir los efectos del envejecimiento y sus enfermedades, estimulan el sistema inmunolgico y protegen al cuerpo de disfunciones orgnicas y las infecciones que pueden alterar su funcionamiento y hasta conducir a una muerte prematura.

Son imprescindibles para la transformacin de los alimentos en los procesos metablicos en energía.

Se pueden clasificar en hidrosoluble y liposolubles. Las hidrosolubles se disuelven en agua como su propio nombre indica, son las del grupo B y C. como están disueltas en agua su exceso se elimina por la orina o por el sudor. Las liposolubles son las que se disuelven en grasas, son las de los grupos A,D,E, y K, se almacenas en los tejidos grasos o adiposos del hígado.

El Aloe Vera es rico en vitaminas esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, caben destacar las siguientes:

Vitamina A.- Caroteno y Beta caroteno

El caroteno y beta caroteno dentro de nuestro organismo son convertidos en vitamina A. Es esencial para la vista, para la piel, los huesos el buen estado de las mucosas y el crecimiento de las clulas, as coma para la inmunidad de las mismas ante la presencia de una enfermedad.

El beta caroteno tiene un gran poder antioxidante, frena el envejecimiento y protege al organismo de las enfermedades degenerativas como el cncer y la arteriosclerosis.

Vitamina B1, B2 ,B3, B6, B12

Este grupo de vitaminas pertenece a la gama de la vitamina B, son esenciales para muchos procesos en neutros organismo, estn todas muy relacionadas con la actividad cerebral y del sistema nervioso, suelen regularlo y de esta forma el desequilibrio en estas vitaminas puede favorecer alteraciones del sistema nervioso, y son:

Vitamina B1 o tiamina: se utiliza dentro de nuestro organismo para el crecimiento de los tejidos y la producción de energía. Es una vitamina hidrosoluble cuyo exceso es eliminado por la orina o el sudor, por lo tanto es necesario tomarla diariamente. Tiene acción sobre el sistema nervioso, por lo tanto sirve de gran ayuda en los casos de depresión, perdida de memoria, perdida de concentración y agotamiento. Es recomendable tomarla de forma natural, evitando los complejos vitamínicos, ya que su exceso como su déficit son prejudiciales.

Vitamina B2 o riboflavina: en combinación con la B6 son las resposables de la producción de las celulas sanguineas, siendo fundamental para el crecimiento, la reproducción y el buen estado de la piel, uñas, mebranás y mucosas.

Vitamina B3 o niacina: ayuda a regular el metabolismo, se usa para asimilar ciertos minerales por el organismo e interviene en la formación de los músculos. Sus funciones dentro del organismo son muchas, contribuye a formar neurotransmisores, elaboración de cortisona, tiroxina e insulina. Es así responsable del crecimiento celular. Esta gama de las B están todas muy interrelacionadas con el cerebro y el sistema nerviosos.

Vitamina B6 o piridoxina: junto con la vitamina B2 es la responsable de la producción de hemogoblina para la sangre. Otra de sus funciones es producir jugos gástricos para la digestión y ayudar al metabolismo del magnesio. Su falta provoca nerviosismo y alteraciones cutáneas.

Vitamina B12 o cianocobalamina: se ha visto que está también en el Aloe, antes se pensaba que solo estaba en los productos cárnicos, nunca en verduras y plantas. La carencia de esta vitamina provoca anemia y alteraciones nerviosas en el organismo.

Vitamina C o ácido ascórbico

Esta vitamina es esencial para la fabricación del colágeno. El colágeno es una sustancia reparadora de los tejidos, las encías, vasos sanguneos, los huesos y los dientes.

Esta considerada junto con el beta caroteno (pro vitamina A, que asimilada se convierte en Vitamina A), y la vitamina E, como antioxidantes, algo muy importante en la prevención de las enfermedades degenerativas como el cáncer y la artereosclerosis.

También tiene acción sobre el sistema inmunolgico, previniendo las infecciones. Un nivel elevado de esta vitamina en sangre mejorar la cicatrización de las heridas, aliviar las encías sangrantes y reducir el efecto de muchas sustancias que provocan alergias.

El cuerpo la elimina a las tres horas de ingerirla la cantidad sobrante, por lo tanto es conveniente tomarla varias veces al día.

Vitamina E o Tocoferol

Es otra de las vitaminas antioxidantes de nuestro cuerpo, junto con la vitamina A y la C. Es un gran aliado contra las infecciones.

Previene contra la perdida de vitamina A y C al organismo, alivia la fatiga, previene y disuelve los coágulos sanguíneos, retrasa el envejecimiento celular.

Si se toma en tratamiento con cápsulas hay que tomarla de forma gradual, porque aumenta la presión arterial en dosis excesivas.

Colina

Acta como catalizador de otras vitaminas, previniendo en acción conjunta el que la grasa se acumule excesivamente en el organismo. Produce una sustancia en el cerebro que  fortalece la memoria y participa también en la trasmisión de impulsos nerviosos.

Su carencia puede producir una degeneración de la grasa del hígado, cirrosis y endurecimiento de las arterias.

Ácido Fólico

Este junto con la vitamina B12 participa en la síntesis del ADN. Es fundamental durante el periodo de crecimiento por tal motivo, previene la aparición de ulceras bucales, retrasa la aparición de las canas y favorece el buen estado de la piel.

En el embarazo es necesario consumir ácido fólico para el correcto desarrollo del feto, una carencia de ácido fólico en la madre produce malformaciones en el feto bastante graves.